23 ene. 2012

Determinismo, Causa y Efecto, o la necesidad del hombre de encontrar explicaciones


.
El problema está tal vez en la educación o, tal vez en la evolución. Asumimos que todo efecto viene de una causa y toda causa tiene su efecto, y es cierto, pero no en la forma que creemos.
En el colegio cuando recibimos información, ésta se nos presenta como las relaciones de causa y efecto de forma determinante. En la física, por ejemplo, se nos muestra el estado de un cuerpo y conociendo ciertas variables debemos predecir el estado de este mismo cuerpo en el futuro, como su velocidad final, su posición etc. Asumimos que conociendo los valores iniciales debemos conocer los finales; esto es dadme las causas y te daré el efecto.



Cuando estudiamos Historia, por otro lado, ésta no se nos presenta como una serie de hechos aislados, sino como hechos interconectados, es así como al analizar la primera guerra mundial, se nos muestran las causas que produjeron el conflicto, tales como el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, la política imperialista de Alemania o La falta de criterio del zar de Nicolás de Rusia; esto es dadme los efectos y te daré las causas.

De la misma forma en nuestra vida determinamos las causas de lo que nos pasa y planeamos los efectos de nuestros actos.

Entonces, cuál es el problema?

Que no siempre se puede, y que no diferenciamos los eventos que podemos determinar de los que no.
Todos los eventos tienen su causa? Sin duda, pero poder determinarla varía de acuerdo al grado de complejidad del evento y al numero de variables que lo determinan; eventos complejos con demasiadas variables nos impiden determinar sus causas o sus efectos de manera determinante y al no lograrlo suponemos distintas causas, mágicas o no, y las asumimos como ciertas.
Cuando lanzo un dado, el numero que aparecerá, ya sea el 2, el 6 o el que sea, éste es el resultado determinado de múltiples variables, la fuerza con que lo lanzo, la resistencia del aire, el coeficiente del rozamiento de la superficie, etc. La cantidad de variables es tan difícil de delimitar, que asumo el resultado como un producto del azar, aleatorio, a pesar de conocer las probabilidades de que caiga en determinado numero, el 16% (o 50% en una moneda), y soy consciente de que un dado nunca caerá en 9.
Si es tan clara -en general- la ausencia de causas en el resultado de lanzar un dado, por lo menos conocidas o conocibles, por que no logro identificar esos eventos aleatorios no deterministas en mi vida?
El dado sigue siendo un buen ejemplo; soplamos el dado, cerramos los ojos, lo agitamos mas o menos tiempo, siempre buscando alterar variables para modificar el resultado final, pero no nos engañemos, independiente de lo que hagamos o dejemos de hacer, si lanzo el dado un numero suficiente de veces, la frecuencia de cada numero del uno al seis, SIEMPRE, y lo digo en mayúsculas, SIEMPRE se acercara al 16 %.



En la vida nos pasan cosas buenas y cosas malas, muchas veces como consecuencia de nuestra forma de actuar. La racionalidad, la cordura, la consistencia de nuestro pensamiento o como quiera que lo podamos llamar, todo ello puede determinar solo hasta cierto punto la posibilidad de que los eventos de sean buenos o positivos, o por el contrario malos o negativos, no importa cuan inteligentes o cuidadosos seamos, no importa lo que hagamos u omitamos, nunca vamos a eliminar la posibilidad de que eventos negativos (y positivos) se presenten en nuestra vida sin esperarlos, y esto es por que la cantidad de variables o su conocimiento es tan complejo que nos impide identificarlas en su totalidad, convirtiendo eventos que nos gustaría fueran determinados, en producto de las probabilidades, aleatorios

Es malo? No, para nada.

Es triste? Tal vez.

A los 15 años me diagnosticaron miopía y me formularon lentes, lo lamenté mucho y lo primero que pensé es que era consecuencia de haber sucumbido a los placeres adolescentes de la pornografía, asumí que alguna fuerza invisible castigadora viajó desde aquellas imágenes profanas hasta mi cornea alterando su capacidad de acomodación, hoy sé que 30% de los niños son diagnosticado con problemas de visión antes de llegar a la pubertad.

Causas, seguramente existieron. Conocidas? Definitivamente no. Fue una rifa que gané, un numero de tres, la causa directa no importa por que nunca la sabré, pero… ¿por que es tan difícil asumir que no la sabré? Por qué tuve que inventar explicaciones lógicas, mágicas o morales? Por qué no simplemente asumí que es un evento negativo probable demasiado complejo para conocer su razón última?

El mes pasado un primo de mi cuñado fue diagnosticado de cáncer, se le detecto un melanoma  maligno, este tumor es mortal en el 90% de los casos cuanto tiene un grosor mayor a 1mm. Una de cada 125 personas sufrirá de un melanoma maligno, es la probabilidad.

El primo de mi cuñado, fue intervenido y curado, hable con el y me dijo que sabia que era una señal, que se había alejado de la iglesia y que había tenido una vida desordenada, luego de la cirugía, asiste a misa cada 8 días y se volvió vegetariano, su esposa me dice que esta segura que esta vivo gracias a Dios, no se lo critico y no lo descarto, a pesar de que pienso que asumir a Dios como causa de su curación, implicaría también considerarlo como causa de la muerte de las otras 9 personas, que la probabilidad me dice que no se van a curar.

No me malinterpreten, no pretendo decir que todo viene del azar-probabilidad y que nada es determinado, eso sería irme al otro extremo; está en nuestras manos gran parte del curso que le demos a nuestra vida, para llegar al éxito o el fracaso, pero debemos asumir muchas cosas buenas y malas como lo que son, bonos o baches que se presentan en mi camino producto de las probabilidades de la naturaleza, y debemos aprovecharlas o superarlas mas allá de buscarles una explicación que nunca podremos obtener.
Entonces al presentárseme un evento podré calificarlo como una consecuencia de eventos propios conocidos e identificados, un evento determinado, o por el contrario podré calificarlo como un evento posible sin causas conocidas, un evento aleatorio.

Parte de la verdadera sabiduría está en identificar tanto los unos como los otros.

3 comentarios:

  1. Como olvidar esa "Causa y Efecto"... un beso!

    ResponderEliminar
  2. Puedes estar rodeado de mucha gente, y desear, pensar en la que te hace falta!

    ResponderEliminar
  3. Si, pero aun te has olvidado la Ley Metafisica Universal espiritual que es la Ley de Causa-Efecto, Efecto-Causa (o ley del Karma) puedes visitar mi blog http://www.cosasluismi.blogspot.com mi facebook es http://www.facebook.com/luisminheitor
    y mi msn es safdeat_4006@hotmail.com y mi gmail es luisminho2011@gmail.com
    Un saludo, me ha gustado tu blog mucho :-D

    ResponderEliminar